Sobre cookies y privacidad en tiempos de dispositivos móviles

Aquí unas líneas que sobre cookies y privacidad que me publicaron en la revista Interactiva.

La protección de la privacidad ha sido una constante en la historia de la humanidad y, a día de hoy, es esencial para proteger la imagen, integridad e intimidad de las personas. A medida que la obtención y tratamiento de datos de las personas se hace de forma más automática y a menor coste, el número de datos se incrementa exponencialmente. A los personales de la comunicación, esto nos permite obtener información más precisa y diversa sobre los individuos y hace posible, entre otras cosas, que las empresas puedan ofrecer a los usuarios servicios realmente útiles para ellos personalizando, en cada caso concreto, qué recibir, tanto en términos de contenido como de publicidad.
Es innegable que gracias a la publicidad en los dispositivos móviles y los ingresos que ello supone, los usuarios pueden disfrutar gratuitamente de las funcionalidades de muchas de las aplicaciones –ya sean apps o versiones webmóvil- que se ofrecen. No obstante, en términos jurídicos, en ningún caso y bajo ninguna justificación pueden obviarse los derechos de la privacidad de los usuarios.
En el caso de Europa, la nueva regulación europea sobre cookies obliga a prestar atención a las relaciones, en términos de privacidad, de todo aquel agente que interviene en el proceso publicitario para poder adjudicar responsabilidades a cada parte. Los textos legales de un sitio web (términos y condiciones de uso), también cuando hablamos de dispositivos móviles, constituyen un contrato entre usuario y prestador del servicio. En estos textos debe aparecer el uso que se va a hacer de la información que se crea o publica en la plataforma.
En España, la transposición de la Directiva europea se realizó a través de Real Decreto-Ley y obliga, además, a seguir las indicaciones de la LOPD en lo relacionado con datos personales, que no son más que todos aquellos datos que identifican directamente a alguien o que permiten que esa persona sea identificable.
De forma independiente a lo obligado por la norma, hay que ser conscientes de que, de manera lógica y normal, el usuario suele estar preocupado por su intimidad y privacidad: un buen uso de las cookies, así como una buena explicación del porqué de su uso, ayudará a que el usuario confíe tanto en la empresa como en los servicios que presta. En otras palabras: el cumplimiento legal, así como la forma en la que éste se desarrolle, afecta, en última instancia, al negocio.
Lo que hay que tener en mente a la hora del diseño de aviso de cookies es que el usuario tenga información suficiente y pueda decidir si acepta compartir determinados datos personales –evitará muchos problemas legales- a la vez que este se ofrece la información comercial que se desea. Esta problemática entre cumplimiento legal y usabilidad comercial no es fácil de resolver, más si estamos hablando de dispositivos móviles.
Con todo lo anterior en la cabeza, toca preguntarse cómo encajar todas las piezas en las diferentes acciones de marketing y comunicación móvil.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *