Javier Olivares como paradigma

Esta semana se dio a conocer que los hermanos Olivares no estarían al frente de los guiones de las segunda y tercera temporadas de la serie ‘Isabel’, que ellos mismos concibieron. En concreto, fueron varios los artículos que citaban palabras de Javier Olivares, que ejercía de jefe de guión.

Las desavenencias entre productora y guionista son, según la prensa, por no entenderse en “el método de trabajo”. Lo que viene a decir y, con razón, que no estaban de acuerdo a la hora de elegir quién estaría al mando. Conociendo el mundillo y por los comentarios entrecomillados de las diversas entrevistas —aunque sólo es mi opinión— creo que Olivares pretendía ser productor ejecutivo de la serie. Y me parecía una reclamación muy justa.

Tuve la suerte de que Javier me concediera una entrevista para la realización de mi tesis doctoral y, sin duda alguna, era el tipo que más certero se mostraba a la hora de definir y concretar lo que un productor ejecutivo suponía en la producción de ficción: debía ser el máximo responsable creativo, organizativo y económico de la serie, convirtiendo su trabajo en sellos profesionales; dejando su marca personal en cada una de sus obras. Quería ser productor ejecutivo y, supongo, no le han dejado.

No es baladí que se vayan produciendo estos casos, estas luchas por el reconocimiento de la autoría ya que “normalmente, en España, la autoría de quien ha hecho la serie pasa desapercibida”, según palabras. La evolución del propio sector, bastante consolidado aunque sufriendo —como todos– por la crisis económica y publicitaria, ya reclama este tipo de figuras: son más que necesarias.

Olivares, quizá junto a Ramón Campos de Bambú Producciones, son los máximos exponentes en España. Siempre en mi opinión, claro.

Me gustaría comprobar cuáles son sus próximos proyectos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *